El jardín Zen significa serenidad y es creado para aliviar el estrés, generando una sensación de paz y tranquilidad en la mente.

Representa al universo y se construye para permitir la relajación y la concentración en el mundo interior por consiguiente debes tenerlo y ubicarlo en un lugar estratégico.

Puedes elegir tu Jardín Zen mini favorito, entre el Buda y el Marino